sábado, 26 de octubre de 2013

El yacimiento arqueológico de Los Villares de Andújar se digitaliza para su mayor difusión

Un equipo de arqueólogos del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada trabaja en Andújar esta semana tomando datos topográficos, mediante el empleo de las últimas técnicas de geoposicionamiento global (GPS Diferencial). El objetivo es obtener un modelo digital del terreno del yacimiento arqueológico de Los Villares, es decir, la recreación de un mapa preciso de los terrenos que ocupaba la antigua ciudad iberorromana de Isturgi, La actuación está coordinada por el profesor Pablo Ruiz Montes, destacado por la Universidad de Granada en la de Siena (Italia), y constituye la primera fase del nuevo proyecto de investigación dirigido por la catedrática de Arqueología Isabel Fernández García, que cuenta con una larga trayectoria en la investigación del yacimiento de Andújar, a través de un proyecto previo que comenzó en 1995 y finalizó en 2012.

El pasado jueves, la concejala de Cultura visitó al equipo de investigación en Los Villares, mientras realizaban sus trabajos, que se desarrollan en una superficie total de 28 hectáreas. El Ayuntamiento de Andújar, a través de la Concejalía de Cultura, colabora con el proyecto, que también cuenta con el apoyo desinteresado del topógrafo local Mario Andújar, integrado en el equipo de forma voluntaria. La Concejalía además colabora con el equipo de investigación en una publicación que se está ultimando sobre Los Villares.

Tras agradecer, junto a su equipo, el apoyo del Ayuntamiento, Isabel Fernández explicó que el objetivo del proyecto es ver qué alteración ha sufrido el terreno a lo largo del tiempo para plantearse sobre qué parcelas actuar para optimizar los resultados. "Se trata de intentar encontrar las zonas más importantes del núcleo urbano y de esa forma poder elevar Isturgi a la categoría que la ciudad se merece. Era un núcleo urbano muy importante, que controlaba un área de influencia más amplia", subrayó la arqueóloga.

Por su parte, Ruiz Montes destacó que el producto que va a resultar va a tener un valor científico, ya que permitirá comparar los datos topográficos obtenidos con otras topografías más antiguas (de hace 40 o 50 años), en base a las variaciones de relieve del terreno. Los resultados permitirán ver qué puntos fueron alterados o destruidos con los importantes movimientos de tierra que se realizaron en las colonizaciones. Asimismo, el modelo será un valioso punto de partida para la determinación de las transformaciones que allí han tenido lugar a lo largo de los últimos siglos. Pero, además, tendrá un relevante valor divulgativo: "Se trata de hacer entender a la sociedad la labor que realizamos y, para ello, va a ser muy útil el trabajo de laboratorio con los últimos procedimientos de restitución volumétrica en 3D", añadió
 
Para más información: 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada