miércoles, 30 de mayo de 2012

La virtualidad devuelve los colores al Ara Pacis

Los monumentos patrimoniales habitualmente se nos presentan con un aspecto diferente al que tenían cuando fueron construidos, y ello aunque para algunos es muy evidente, para un amplio sector de público, no lo es. El blanco mármol que tan frecuentemente hallamos en monumentos romanos, eran policromados, de pinturas brillantes y vivos colores que ayudaban a realzar las figuras, los detalles y las propias formas. El Ara Pacis de Augusto no era una excepción.  Las historias míticas y los desfiles imperiales esculpidas en sus paredes, hoy blancas,  estaban llenas de color y brillos, como rojos, azules, dorados o negros.
En la última intervención al monumento, cubierto con una estructura del arquitecto Meier, se habilitó un espacio interpretativo. Entre las intervenciones, se incorporaron imágenes virtuales de cómo pudo ser originariamente el Ara Pacis, que gracias a una estación táctil, el visitante, experto o no en arqueología, arte o historia, puedo ver la apariencia real del monumento.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada